Wilson Carbon Force Pro: Review

Estás viendo
Wilson Carbon Force Pro
Comparar
Wilson Carbon Force Pro
136,94€
Envío gratuito
Tennis Point
Wilson Carbon Force Pro Pala de pádel
136,99€
Envío gratuito
Amazon Prime
Palas de pádel Wilson Carbon Force Pro
136,99€
SmashInn
WILSON CARBON FORCE PRO
138,55€
Envío gratuito
Padelnuestro
Pala Pádel Wilson Carbon Force Pro
143,88€
Envío gratuito
Tennis Warehouse
Pala de pádel Carbon Force Pro Wilson
167,00€
El Corte Inglés
Pala de pádel Carbon Force Pro Wilson
167,20€
El Corte Inglés

¿Quieres esta pala más barata?

Te avisamos cuando esté disponible

Control al límite


Yo siempre he vinculado y conocido la marca Wilson durante muchos años de competición en tenis, pero en padel solo la veía de lejos, excepto en temas de calzado, en donde soy muy fiel a ella. La marca americana es una de las históricas y su pala, la Carbon Force Pro va camino de convertirse en referencia en el jugador de nivel intermedio.

En primera instancia diré que cuando la abrí me pareció uno de los modelos de pala de Wilson más bonitos que había visto hasta el momento, puesto que pese a no probar la marca, conocía otros modelos anteriores de jugadores de mi entorno y reviews de compañeros de Paddelea. ¿Habrá conseguido Wilson por fin implantarse con una buena pala en el mercado del padel?. Recordemos que sus palas hasta ahora tenían leves fragilidades que las rompían con sencillez.

En este análisis intentaré contaros todo lo que le he sacado a esta pala. Arrancamos.

Potencia ajustada

Lo primero que hice con la Wilson Carbon Force Pro, porque me lo pidió el cuerpo, fue ponerme en la red y coger sensación de bola, alternando velocidades y tocando bien, pero en seguida entre en calor y me moría de ganas de probarla por arriba.

Bien, pues está claro que esta pala de pádel no es para pegadores, primera conclusión rápida. La bola en mis remates no terminaba de salir indistintamente de lo fuerte que le pegara. Si quieres una pala dura que le pegues como le pegues te lance un perdigón, no es la pala ideal. No la recomiendo para jugadores de especificidad en el revés y juego potente.

Efectos geniales

Introduzco este apartado delante del control, para ligarlo al anterior que acabo de mencionar. Como bien he dicho, la potencia no es el fuerte de esta pala, pero tiene una gran virtud, su capa rugosa. Esa capa es algo más ancha que en otras palas con un diseño en forma de panal de abejas, y que llega hasta el mismo borde de la pala. Es ideal, la bola te coge aceleración o frenada y magnifica una barbaridad los efectos. Y aquí es donde se liga con el anterior apartado. La pala no será potente, pero con el trabajo técnico adecuado es una pala más que aceptable para acelerar víboras o sacar la bola por tres. No te traerás bolas pero que la bola sube o baja a tu gusto es un hecho. Por tanto, es una pala que te puede solventar el problema del jugador muy técnico pero que carece de potencia para sacar la bola.

Control 100%

Aquí sí que te puedes quedar a gusto. La bola va a donde quieres, en volea, en bandejas, jugando tranquilo de fondo, defendiendo bajo presión, golpeando por detrás del cuerpo, apretando desde abajo al rival...
El control de esta pala es sencillamente ideal, dotando al jugador de una sensación de seguridad en sus golpes menos hábiles genial. Me acuerdo que mi entrenador de tenis me solía decir, que si tienes un golpe mejor que otro al jugar con bote, aludiendo a mi derecha y mi revés, debía apretar con el bueno y con el otro simplemente poner la bola y moverla, no arriesgar.

Es como en el propio juego de pareja en pádel donde el drive normalmente trabaja para el otro jugador. Pues este sistema es idéntico pero para tu propio juego individual, en el cual tu golpe más eficaz arriesga y tu golpe menos eficaz asegura, trabaja y mueve. Bien pues esta pala magnifica tu seguridad en tus golpes menos hábiles, sobre todo en el tema de movilidad de la pelota, puesto que en mi caso, algo curioso, en red me corre y arriesgo más con la volea de revés y con la derecha aseguro y muevo. Y la verdad es que movía la bola a mi gusto, llegando incluso a presionar de forma más efectiva.

Punto dulce amplísimo

Como no podía ser de otra manera, el punto dulce de una pala así es amplio no, lo siguiente. De ahí que la capa rugosa ocupa prácticamente hasta el marco de la pala. Comodidad, seguridad y control en todos y cada uno de los golpes, aunque tocas la bola con el límite de la zona perforada.

Estética preciosa

Me llamo notablemente la estética de la pala, oscura y elegante. Como habréis visto en otras reviews mías, suelen ser los colores que más me atraen en las palas, los no muy fuertes (menos en casos particulares). En este caso además, hay una capa brillo que resalta la pala y la capa rugosa parece un panal de abejas, es muy bonita y llamativa sin dejar de ser una pala de corte y cosmética discreta.

¿Se rompe?

Solo os pondré un ejemplo, porque me llevé un par de sustos de golpe en una única jugada. Defendiendo en la zona de revés golpee cortada la bola tan abajo que pegué un piquete al suelo con la pala, y del susto del resorte pegué a la pared lateral. Un desastre y un gran ejercicio de torpeza. Bien, pues aquí tengo la pala, con su rasponazo muy leve y ni un solo toque, picado, ni salto de pintura. No hay más que decir.

Nivel articular correcto

Al tratarse de una pala de tanta sensación de bola y especificidad, no es una pala que requiera definir como adecuada o inadecuada para jugadores de lesiones articulares. Yo creo que es válida, aunque no es su especificidad. Por tanto la Wilson Carbon Force Pro es una pala que podría poner en una lista de palas para jugadores lesivos, pero no sería la primera, ni la segunda recomendación. 

Público objetivo

  • Jugadores intermedios bajos o altos que necesitan control sobre sus golpes.
  • Jugadores principalmente de drive con mucho trabajo en pista.
  • Jugadores que por carencias técnicas no llegan a cortar bien la bola.
  • Jugadores cuyo objetivo no es la fuerza, si no la especificidad de la técnica.

Pros

  • 100% control.
  • Adaptable a jugadores lesivos.
  • Muchísima sensación y tacto de bola.
  • Si quieres regalar una pala y no sabes cual tanto un chico como a una chica que sepas que juega a padel de vez en cuando, es un buen regalo.
  • Estética seria y elegante.
  • Resistente.

Contras

  • Poca potencia.
  • No apta para jugadores agresivos.
  • La goma de la muñeca es cuerda clásica, no ajustable.
  • No es la mejor pala para un jugador de competición.

En resumen: solución a la carencia

Podemos decir en resumen, que Wilson ha creado este 2017 una pala ideal para jugadores amateur, jugadores de control, jugadores que necesitan depurar técnica... un gran regalo para el jugador mayoritario de este deporte. Y encima es resistente, para que más. 

Estoy verdaderamente sorprendido de la sensación de bola que aporta, incluso la recomendaría como una de las mejores palas para esos monitores que no compiten pero imparten clases de forma de habitual.

Galería de fotos

Foto 1: Fotos Carbon Force Pro
Foto 2: Fotos Carbon Force Pro
Foto 3: Fotos Carbon Force Pro
Foto 4: Fotos Carbon Force Pro

61 usuarios han consultado sobre esta pala de padel

1 usuario ha opinado sobre esta pala de padel

© PADDELEA Copyright 2020.