Drop Shot Wizard 2.0: Review

Pala dura que pide velocidad

Hola Paddeleros y paddeleras, os traemos la review a fondo de la pala de pádel Drop Shot Wizard 2.0Para los que no conozcáis esta pala, y antes de meternos en harina, os puedo adelantar que no es una apuesta desde cero. Puesto que hoy analizamos la 2.0, en el camino, Drop Shot ya lanzó previamente el modelo Wizard 1.0, Wizard PRO, y Wizard Gold (Utilizadas en su día por el que fuera jugador de la marca Federico Quiles, con quien por cierto hemos hablado hace poco). Con esto, llegamos a la conclusión de que estamos frente a una pala trabajada y con mucha personalidad.
¿Nos metemos un poco más de lleno en ella?

Esta Drop Shot Wizard 2.0 es un modelo de la colección del 2017. En breve tendremos también la oportunidad de desvelaros todos los detalles del modelo emblema de Drop Shot, la Conqueror 5.0 del gran Juan Martín Díaz. Pero qué os parece si nos metemos un poco más de lleno en las características y prestaciones.

Quizás te interese: Vídeo - análisis de palas de pádel

Estética, materiales y primeras impresiones

Lo primero que me llamó la atención al tenerla delante fue la estética. Bajo mi punto de vista, muy acertada. Drop Shot ha combinado los detalles azules con el branding en rojo, todo ello sobre la base del carbono visto. Además, toda la pala está acabada en mate, lo que hace que no tenga por encima una película lacada sobre la que puede resbalar la pala. Me atrevería a decir que este acabado mate favorece el grip con la pelota (No hace magia, evidentemente, pero para mi gusto es un tanto a favor).

Tenemos una pala 100% carbono. De hecho, el denominado por Drop Shot como "CARBON 3000". La forma que se nos presenta es de lágrima, lo cual nos va a favorecer en esas circunstancias en que necesitemos que el balance de la pala esté un poco desplazado hacia la cabeza pidiendo velocidad. Y el núcleo de la pala es de goma EVA black PRO. Cabe mencionar la tecnología CURV 360º, que nos dará una armadura en las uniones de las distintas partes de la pala para favorecer la durabilidad. Luego os cuento en qué se traduce bajo mi experiencia todo esto.

Al tacto, antes de poder entrar a probarla, me daba sensación de tener una pala bastante sólida en mis manos. Mi unidad ronda los 365 gramos con un overgrip y sin protector, como siempre las peso yo.

Sensaciones en pista

Cuando toqué por primera vez la pala en pista, mi pensamiento se fue a algo parecido a "qué pala más dura, me cuesta moverla". Y en efecto, es una pala cuyos materiales nos hacen tener esa sensación. Pero ojo, como a todo, hay que darle una oportunidad. Lo que comenzó como una pala demasiado dura para mi gusto, terminó "flexando" un poco y gustándome al tacto; cuestión como siempre de adaptación y de que una pala nueva con el paso del calor y la humedad también pierda parte de esa rigidez.

Comencé probando la pala desde el fondo de pista y el feedback que me dio fue de tener control. Creo debido a la dureza de la pala. Como no rebota, y no hace extraños puesto que la goma no se hunde, dominamos mucho dónde mandamos la bola. Punto a favor.

En términos generales, tenemos un punto dulce bastante agradecido en todas las facetas del juego. Aún con una forma de lágrima el punto dulce es amplio.

Manejabilidad y adaptación

En cuanto a la manejabilidad, a mí la verdad que me ha costado un poco adaptarme a ella. En palas como esta se evidencia lo siguiente: la velocidad o fuerza (No me gusta este último término a la hora de enseñar) que le aplicamos a la bola es directamente proporcional a la suma entre la masa que la golpea y la velocidad a la que lo hace. ¿A qué nos lleva esto? yo saco en claro que una de las ventajas de utilizar palas duras es poder depurar técnicamente nuestros golpes, ya que vamos a tener que reutilizar con mucho más sentido la energía que ya trae la pelota. En otras palabras y resumiendo, gestos cortos y rápidos para ser mejores en cuanto a eficiencia.

Teniendo en cuenta estas premisas que siempre se cumplen, he de hablar de la salida de bola. Donde más me ha gustado esta Wizard ha sido en el juego aéreo como voleas, bandejas o remates. Que el peso esté algo alejado del centro de la pala es algo que se agradece para estas situaciones, y más cuando podemos controlar qué hacer con la pelota.

¿A quién se la recomiendo?

Yo personalmente, esta pala se la recomendaría a gente de nivel avanzado con horas de pista en la espalda. Como siempre, ya sabéis que todo el mundo puede usar cualquier pala, pero si lo que buscamos es progresión a través del material que utilizamos, yo limitaría el abanico de usuarios de esta Drop Shot Wizard 2.0. Me iría a jugadores de perfil un tanto agresivo y con experiencia, dado que no es fácil acostumbrarse a esta pala si no tenemos una buena base.

PROS

  • Materiales premium
  • Construcción
  • Estética
  • Punto Dulce correcto para ser lágrima
  • Salida de bola proporcional a la técnica del jugador
  • Juego aéreo muy bueno
  • La soga de la pala es larga y cómoda

CONTRAS

  • Dureza quizás excesiva
  • El grip de la pala me ha resultado más ancho que el de cualquier otra firma. Yo, que uso muy poco grip, no he estado del todo a gusto

¡Hasta la próxima pala!

Galería de fotos

Foto 5: Fotos Wizard 2.0
Foto 6: Fotos Wizard 2.0
Foto 7: Fotos Wizard 2.0
Foto 8: Fotos Wizard 2.0
Foto 9: Fotos Wizard 2.0
Foto 10: Fotos Wizard 2.0
Foto 11: Fotos Wizard 2.0
Foto 12: Fotos Wizard 2.0

1 usuario ha consultado sobre esta pala de pádel

¿Quieres ser el primer usuario en opinar sobre esta pala de pádel?

© PADDELEA Copyright 2017.